Neuromarketing, 6 tips para la carta de tu restaurante

Ya hemos dedicado en nuestro blog dos artículos a la carta del restaurante, también vimos en otro post destinado a aumentar el ticket medio, cómo utilizar la carta de modo estratégico. Hoy queremos centrar la atención en seis sencillas pautas procedentes del neuromarketing, para potenciar la rentabilidad de la misma.

Aumentar la rentabilidad de la carta con el neuromarketing

Si tomamos la definición que se ofrece en la página web “www.economipedia.com”: ”El neuromarketing es una disciplina del marketing que analiza los procesos cerebrales, apoyándose en la neurociencia, para conocer las motivaciones de las personas a la hora de tomar decisiones, y así aprovechar esa información para promover la compra de un determinado producto.”. Así pues, en la base de esta especialidad encontramos que trata de descubrir qué mueve a los clientes a tomar determinadas decisiones de compra.

Al aplicar el neuromarketing en la carta de los restaurantes, se ha constatado la eficacia de las siguientes prácticas:

1-Evitar usar el símbolo del dinero(€) en el precio

Evita usar el símbolo del dinero(€) en el precio, puesto que pone en estado de alerta a los comensales al recordarles visualmente que están realizando un gasto. Existen estudios que demuestran que los clientes que reciben una carta que no contiene el símbolo del dinero gastan significativamente más en el restaurante.

2-Lenguaje sugerente y descriptivo

Emplea un lenguaje extremadamente sugerente para describir los platos que ofreces en la carta. Se ha comprobado que esta estrategia aumenta las ventas un 27%.

3-El peso de la carta (el neuromarketing apela a los sentidos)

Sostener en las manos una carta ligeramente pesada, sugiere a los comensales, que se hallan en un establecimiento exclusivo y de calidad.

4-Resalta visualmente los platos en tu carta (en neuromarketing lo visual es fundamental)

Resalta visualmente en tu carta aquellos platos que más te interese vender, para ello puedes utilizar entre otros recursos: el color, la negrita, enmarcarlos en un recuadro, o acompañarlos de fotografías.

5-Precios señuelo

Utiliza el precio elevado de algunos platos (que en realidad no tienes la intención de vender) para dirigir la atención al resto de los platos, haciendo que parezcan mucho más económicos.

6-Nombres familiares o étnicos

Pon nombres familiares o étnicos a los platos. Los familiares inspiran confianza, (por ejemplo, empanadillas de la abuela) mientras que los étnicos sugieren exotismo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Seis cualidades que debería poseer un buen maître

Cada vez con mayor frecuencia, los clientes acuden a los restaurantes en busca de una experiencia que trasciende lo estrictamente gastronómico, constituyendo una parte fundamental de la misma el trato que reciben en nuestro establecimiento, siendo este además uno de

Leer Más >>